Ana Montiel
INITIATION

Un proyecto evolutivo en 3 etapas

Primera etapa: Departure
28 de abril – 21 de mayo, 2022

Segunda etapa: Limbo
26 de mayo – 18 de junio, 2022

Tercera etapa: Transfiguration
Inauguración: 30 de junio, 2022

For English, Click Here


La humanidad comparte una serie de simbolismos en común. Un lenguaje abstracto que deriva de sueños o visiones que vemos repetidos en diferentes culturas de formas diversas. En este imaginario compartido hay también fuertes fracturas producto de la inmensa subjetividad individual. La artista Ana Montiel (España, 1981) explora estas ideas y su representación en todos sus estratos, desde lo más íntimo hasta lo universal, intercalando su lectura interpersonal de la cosas con la transpersonal. Con lo divino y lo mágico. Initiation se presenta como un proceso continuo que, de manera intuitiva pone a prueba nuestra capacidad perceptual.

Una extensa superposición de capas de pigmento cubre el espacio expositivo de la galería como una onda expansiva que irradia de las obras de esta muestra. Esta clara impronta del trabajo que la artista ha realizando las últimas semanas, además de acentuar el carácter inmersivo de su pintura, hace al espectador testigo de su exhaustivo proceso de producción. Con este gesto, que vulnera el hermetismo con el que la artista suele trabajar desde su estudio, se abren una serie de temas que siempre han estado presentes en su obra, pero que hasta el momento no se habían planteado de manera tan abierta. El proyecto en su totalidad tiene una duración de cuatro meses y se divide en 3 etapas: Departure, Limbo Transfiguration.

Las 3 diferentes fases hacen una clara alusión al mito del héroe de Joseph Campbell: La partida de este hacia una nueva aventura, su iniciación, y finalmente el regreso a la aldea como un ser transformado y el conflicto que esto conlleva. Esta estructura arquetípica, compartida en la narrativa de múltiples culturas, es aprovechada por Montiel para explorar su propio viaje. Un viaje iniciático enmarañado de profundos umbrales y cuestionamientos existenciales. La búsqueda de los sublime se funde con la parcial comprensión de los psicodélicos, estudios botánicos, la sexualidad, el cosmos, la ciencia, el chamanismo, el paganismo, el amor, o la nostalgia por un pasado nómada. La artista trabaja la idea del mito bajo una tradición Jungiana: cómo un fenómeno psíquico que revela la naturaleza del alma.

Initiation nos recuerda que estamos en una transformación continua, la enaltece y potencia mediante el uso de símbolos y estímulos perceptuales. Nos ayuda a cuestionar lo que sabemos, y a dejar de negar otros tipos de sabiduría. Abrirnos ante otras posibilidades del ser, sin ser condescendientes con lo que no entendemos, con lo que no queremos ver o nos aterra aceptar. En una búsqueda permanente, Ana Montiel seguirá trabajando en el espacio de la galería, durante las 3 etapas, desvaneciendo todo rastro de principio o final de cada una. En un recalibrar constante, como los polos magnéticos en la Tierra. Con un brumoso andar, la artista visualiza su viaje como un río circular, cuyo surco se ensancha generoso a cada vuelta.

 

Texto por Enrique Giner de los Ríos


 

INTENCIÓN PARA EL PROYECTO INITIATION

Bajo este umbral espero a que las cosas que creía ser y las cosas que creía necesitar se disuelvan. Mis ideas, dogmas y creencias se desmoronan y dan paso a algo diferente. Aquí aguardo aquello en lo que poder devenir. Avanzo por la neblina opaca de este bosque de ficciones, con perseverancia y compasión.

Esta transición, es un estado sin forma fija; como el polo magnético de la Tierra, en constante autocuestionamiento, en constante recalibración. Esta es una travesía con forma de río circular, que hace el surco más profundo con cada pasada.

Tiendo un puente al interior. Silencio mi reflejo en el otro a medida que tomo distancia. Trato de eludir espejos o condicionamientos sociales. Cruzando el puente solo queda continuar avanzando a través de la maleza, hasta avistar el faro de dentro.


SOBRE ESTA SEGUNDA ETAPA

Al reconocer el espejo en el otro, en el todo (etapa I – Departure), doy un paso atrás, y como el ermitaño del arcano IX emprendo una travesía hacia el interior, hacia el faro interno. En esta segunda etapa, sigo destilando los conceptos de Initiation, descartando ideas y obras de todo tipo para seguir concentrandome solamente en pintura y algo de texto, buscando ofrecer la transparencia y honestidad, sin distracciones ni artificios. Esto es una iniciación auto-inducida en la que me pongo al servicio con humildad y me entrego a un proceso de transformación incierto. Mirando hacia atrás, mirando hacia adentro, autocuestionando sin cesar, soltando y haciendo lugar para algo sin forma que llegará cuando sea el momento correcto.

Justo de esto va Limbo, la etapa dos de Initiation, sobre ese momento de la transformación de algo o alguien en la que ya ha aconteció el reconocimiento del espejismo y la destrucción que ello conlleva. Ahora uno ya no es lo que era, pero tampoco es lo que será. Esta etapa sin forma puede despertar impaciencia y sentimientos de confusión. Aún en la incomodidad, conviene no tratar de acelerar el proceso ya que cualquier ilusión de control del proceso puede traer más confusión y alargando la transición.

Para las pinturas de esta segunda etapa he querido acercarme a una técnica más fluida, buscando hacerlas más indefinidas. En todas aparece la misma forma, esta forma es un referente a la llama del farol del arcano IX. Símbolo de búsqueda e introspección. Esta etapa de Initiation se trata de lo incierto, de la neblina del pre-consciente, de un conocimiento no intelectualizado. El momento previo a que el devenir de algo o alguien tome una forma definida.

 Ana Montiel